El Sergas premia el programa de Povisa para el tratamiento de los pacientes ancianos frágiles

La Fundación Escola Galega de Administración Sanitaria –FEGAS-, adscrita al SERGAS, ha otorgado a Povisa el Premio Divulga por su programa específico para prevenir los efectos adversos derivados de la hospitalización en pacientes ancianos frágiles, y recomendará su aplicación en todos los centros de la red pública.


Según el Dr. Javier de la Fuente, jefe de Medicina Interna y coordinador del área médica en la implantación de este programa, “en los últimos años el número de pacientes mayores de 74 años ha aumentado hasta un 34%. Es decir, uno de cada tres pacientes del hospital. Es, además, una población susceptible de padecer eventos adversos durante su hospitalización, por eso nos parecía muy importante establecer un protocolo para cuidarlo de manera especializada y evitar esos problemas”.


 

[caption id="attachment_232" align="aligncenter" width="584"] Javier de la Fuente, María Antonia Muñoz y Teresa Rey han coordinado el diseño e implementación del programa.[/caption]

Los riesgos de los pacientes mayores tienen que ver, sobre todo –según señala María Antonia Muñoz, directora de Enfermería- con tendencia a la desnutrición, a las caídas e incluso a los errores al medicarse en casa, pues cada día toman una media de doce fármacos.


El diseño del Programa de Gestión de Riesgos Clínicos en Pacientes Ancianos Frágiles se ha basado en el estudio previo de una población de 133 pacientes ancianos frágiles. Este trabajo ha revelado, entre otras cosas, que el 11% de estos pacientes llega al hospital con problemas de desnutrición, y en el 84% de los casos con un contexto familiar y social complejo. El conocimiento de esta realidad ha permitido establecer un protocolo de atención que pasa por una evaluación nutricional y social inicial -que puede activar automáticamente una interconsulta con la unidad de Trabajo Social del hospital o con Endocrinología, así como el análisis de posibles afecciones físicas o psicológicas, riesgo de úlceras, etc.


El programa lleva asociado a su vez una aplicación informática desarrollada por Povisa, donde se registra todo el proceso de hospitalización de estos pacientes hasta en su más mínimo detalle. El resultado, en palabras de Teresa Rey, coordinadora de Enfermería de Medicina Interna y otra de las personas que ha estado muy implicada en el diseño de este programa, es que “ha disminuido de forma drástica la tasa de reclamaciones por déficit de administración de cuidados o por demoras en la atención”, y otros efectos adversos como las caídas se han reducido hasta en un 90 por ciento.