EL XIII CONGRESO GALLEGO DE UROLOGÍA DEBATE SOBRE LA ESCASA IMPLANTACIÓN EN GALICIA DEL LÁSER HOLMIO


Es la técnica más avanzada y menos agresiva para operar la hiperplasia benigna de próstata 





Povisa, hospital pionero en Galicia y España en su aplicación, ha operado desde 2007 a más de 300 pacientes


Esta patología afecta a más del 50% de los varones mayores de 45 años


         Vigo, 24 de mayo de 2013.-  El XXIII Congreso de la Sociedad Gallega de Urología, que se celebra en Vigo, acogió hoy la presentación de los resultados del equipo de urología de Povisa en la operaciones de hiperplasias benignas de próstata –HBP- con láser Holmio, la técnica más avanzada que existe para intervenir una patología que afecta, en mayor o menor medida, a más del 50% de los varones mayores de 45 años.


             Povisa es el único hospital de Galicia que opera la HBP con este sistema que permite a los pacientes salir del hospital al día siguiente o a los dos días de la intervención y reintegrarse de manera casi inmediata a su vida laboral, frente al complejo postoperatorio de las cirugías abiertas tradicionales que obligan a estancias hospitalarias de al menos una semana y reposo de 4 a 6 semanas.


El Dr. Óscar Buisán, urólogo del Hospital Universitario Germans Trials i Pujol, de Badalona, presentó con el Dr. Fernando Meijide, del Hospital Povisa, los detalles técnicos y los excelentes resultados de esta técnica por la que se está apostando decididamente entre los especialistas españoles. El equipo de Buisán fue, con el de Povisa, de los primeros de España en implantarla, en el año 2007. Desde entonces, en Povisa se han operado unas 370 personas y en el Germans Trials i Pujol más de 1.000.


En Cataluña, 10 hospitales más operan a la gran mayoría de sus pacientes con hiperplasia benigna de próstata con láser Holmio (más del 80%, en el caso del hospital de Badalona), y así está ocurriendo en el resto de España, lo que dio lugar, tras las intervenciones de Buisán y Meijide, a un debate sobre las razones por las que esta técnica no está más extendida en Galicia. “La razón fundamental –explica Buisán- es que requiere de una precisa curva de aprendizaje, porque desde el punto de vista científico están sobradamente avaladas y reconocidas las ventajas sobre las otras técnicas. Los hospitales gallegos podrían aprovechar la experiencia de Povisa para entrenarse y poder así generalizar el uso del laser Holmio para esta patología”.


El láser Holmio extrae el adenoma de la próstata de su celda y lo empuja hacia la vejiga, donde se tritura y se extrae accediendo a ella desde la uretra. Esto permite que los restos del adenoma puedan ser analizados para determinar si contiene células malignas. Es un sistema mucho más avanzado y mucho menos agresivo que la cirugía abierta o el más común láser verde KTP, que en lugar de enuclear el adenoma lo vaporiza, impidiendo su posterior análisis. Además, con el láser Holmio se provoca mucho menos sangrado –de hecho,  los pacientes no requieren  transfusión sanguínea durante la operación- y se pueden extirpar adenomas de cualquier tamaño, mientras el láser verde, a partir de 80/90 cm3 de tamaño, no puede hacerlo.