La Dra. Vázquez, premio al mejor artículo sobre arritmias publicado en 2012 en la Revista Española de Cardiología


Doctora Vázquez, premio por revista cardiología
La Doctora Vázquez, premiada por su artículo sobre arritmias
La responsable de la Unidad de Arritmias y Marcapasos del Hospital Povisa, la Dra. María Vázquez, recibirá el próximo sábado 26 de octubre, durante el Congreso de Enfermedades Cardiovasculares que tendrá lugar en Valencia, el premio al mejor artículo sobre arritmias publicado durante 2012 en la Revista Española de Cardiología.

En el trabajo, titulado Valoración mediante resonancia magnética cerebral de embolias clínicamente silentes en pacientes con fibrilación auricular sometidos a cardioversión eléctrica, Vázquez explica un tratamiento que se está aplicando en el Hospital Povisa y que evita el riesgo de infartos cerebrales, incluso los clínicamente silentes, en los pacientes diagnosticados con fibrilación auricular.

La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente entre la población y la edad es un factor determinante en su aparición –a mayor edad, más riesgo de sufrir esta enfermedad-, aunque la hipertensión, la diabetes o la obesidad están también entre las causas que aumentan las posibilidades de padecerla.

La cardioversión eléctrica es la terapia más eficaz para que el paciente en fibrilación auricular vuelva a restablecer el ritmo normal. El mayor problema reside en que,  si  se realiza cuando la arritmia está presente más de 48 horas, existe riesgo de que se produzcan fenómenos tromboembólicos. En estos casos  hay que anticoagular al paciente durante al menos 3 semanas para que no se originen embolias que deriven en infartos cerebrales, con los subsiguientes déficits neurológicos.

Lo que hasta ahora se desconocía es si a pesar de la anticoagulación se podían presentar fenómenos embólicos que generen pequeños infartos cerebrales, y que no se manifiesten clínicamente.  En este estudio se demostró, comparando  la RM cerebral inmediatamente antes y un día después de la cardioversión, que éstos tampoco se producen.

Hasta un 20% de la población mayor de 60 años sufre fibrilación auricular, aunque en muchos casos sin ser consciente de ello, pues desconoce los síntomas que alertan de su presencia como pueden ser simples mareos o palpitaciones. Precisamente, este desconocimiento genera que no se detecte la enfermedad en su origen, provocando que, en un importante número de  pacientes, debute como un fenómeno tromboembólico.

El estudio, en el que también participaron radiólogos y neurólogos del hospital,  se llevó a cabo entre los años 2009 y 2011 sobre una muestra de 62 pacientes con fibrilación auricular del área sanitaria de Vigo – 16 de ellos mujeres-, con edades cercanas a los 62 años-.