30 enero 2017

“El Plan de Humanización es un paso más en la mejora de la calidad asistencial”



Juan Carlos Rodríguez es presidente de Afaga, asociación que forma parte de la comisión que está poniendo en marcha el Plan de Humanización de Povisa. Hablamos con él para conocer de cerca su opinión sobre este proyecto.


Sois una de las asociaciones que participa en el nuevo proyecto de humanización de Povisa. ¿Qué os parece esta iniciativa?

Las medidas de humanización son fundamentales para tener una relación adecuada con los pacientes y las familias. Éstas permiten organizar y ordenar esa relación, ver los puntos fuertes que tiene la organización, corregir debilidades y adecuar los procesos de gestión. Permitirá ofrecer una atención de mayor calidad en el trabajo diario.

Es necesario evolucionar de un modelo asistencial a un modelo centrado en el paciente, lo que implica el empoderamiento de las personas atendidas en el centro sanitario y de los familiares. Y gracias a este proyecto de humanización, se podrá conseguir este reto.

En vuestra opinión, ¿cuáles son las prioridades de este plan?

Desde el punto de vista de Agafa, es fundamental una atención integral y trasversal, que permita dar respuesta, en el caso específico de las demencias, a una enfermedad crónica, de larga duración, que tiene distintas fases. El personal sanitario debe comprender ese proceso y esa evolución para adaptarse a la situación del paciente en el trascurso de la enfermedad, así como dar el apoyo y soporte necesario a las familias. De esta forma, se pueden adoptar las medidas más adecuadas en cada momento, mejorando así la calidad de vida de las personas enfermas y de sus familiares.

¿Qué papel debe tener el personal de Povisa en la consecución de esta humanización?

La humanización implica que todo personal sanitario desarrolle los conocimientos técnicos y comunicativos con los enfermos y sus familias: comprensión con las demencias (en nuestro caso), saber cómo informar y hablar con las familias, etc. De este modo, se establece una relación de confianza que permite trabajar de forma adecuada las peculiaridades de cada paciente, teniendo siempre en cuenta sus opiniones y las de su familia.

En el caso de personas con Alzheimer y otras demencias, ¿qué aspectos del trato y el bienestar del paciente podrían mejorarse?

El centro sanitario debe asumir un compromiso con las personas con demencia, que Povisa ya está desarrollando. Un compromiso que implica la puesta en marcha de programas de formación en atención a las demencias. Por otra parte, es muy importante la relación directa del personal de Povisa con los médicos de cabecera para que les den información y asesoramiento.

En muchos casos de pacientes con Alzheimer es fundamental la labor del cuidador no profesional. De hecho, uno de los programas puestos en marcha con este plan de Povisa trata de “cuidar al cuidador”. ¿Qué podría contener, en vuestra opinión, ese programa de educación y apoyo a estos cuidadores?

Uno de los elementos fundamentales para la atención es la derivación. Por lo tanto, es importante que una vez llegado al diagnóstico de enfermedad de Alzhéimer haya una correcta derivación a las asociaciones, para trabajar conjuntamente dando apoyo tanto al enfermo como al cuidador. Además, debe ser compatible con los programas formativos y educativos de las asociaciones sobre la enfermedad, su evolución, los recursos que existen, los procesos jurídicos que pueden darse, etc.

En relación a Afaga, ¿cómo viven las asociaciones u ONGS ese proceso de “humanización”?

Tenemos mucha esperanza en él, consideramos que es una magnífica noticia que un hospital de referencia para nuestra ciudad, como es Povisa, haya asumido ser pionero en el abordaje de algo tan importante y con tanto recorrido como es la humanización de la relación con los pacientes y familiares. Aplaudimos esta iniciativa y sabemos que es la forma de adaptarse a las nuevas realidades y los nuevos retos que tendrá el sistema sanitario.

Más informaciónPovisa pone en marcha un Plan de Humanización y Dignidad del Paciente y Familia