Botiquín de primeros auxilios: qué llevar durante las vacaciones


Llega el verano y con él, las ansiadas vacaciones. Si te vas de viaje, no debes olvidar llevar contigo un botiquín de primeros auxilios para atender afecciones leves que no requieran de asistencia médica. Te contamos los elementos esenciales que debes incluir en tu botiquín:

Material para realizar curas

Algodón, gasas estériles, vendas, tiritas y esparadrapo (para limpiar y proteger); agua oxigenada, alcohol y tintura de yodo (betadine) como soluciones antisépticas para desinfectar; termómetro, tijeras y pinzas (para retirar astillas o cristales de las heridas) son fundamentales para curar posibles heridas o lesiones leves. Es importante contar con guantes de plástico estériles para curar las heridas y evitar infecciones. En verano, el suero fisiológico es muy útil ya que pasamos más tiempo bajo el agua del mar o en piscinas.

Medicamentos

Para afecciones leves (dolor de cabeza o muscular) es recomendable incluir analgésicos (ibuprofeno, paracetamol…). Además, debemos incorporar productos para las picaduras de insectos –pueden incluso prevenir patologías como la malaria o el dengue-, antiinflamatorios, antihistamínicos para posibles alergias, fotoprotección solar y pomadas para quemaduras. Importante: revisar la fecha de caducidad de los medicamentos antes de viajar, y mantenerlos siempre en su envase y con el correspondiente prospecto. En cualquier caso, siempre que consideremos necesario, será conveniente acudir a un centro de salud para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Asimismo, si se sufre alguna enfermedad crónica nunca debe olvidarse llevar suministro suficiente de la medicación prescrita. Por otro lado, es conveniente incluir las recetas y cualquier informe médico que pudiera ser relevante en caso de sufrir algún incidente, recaída o empeoramiento.

Qué llevar en el botiquín si viajas con niños

Si viajas con bebés es importante incluir chupetes y tetinas de repuesto, y una pomada para la dermatitis de pañal. Además, se recomienda incluir aspiradores nasales y suero fisiológico para los mocos y un roll on para posibles golpes y hematomas. Para casos en los que un niño o bebé tenga fiebre, es imprescindible llevar en el botiquín Apiretal y Dalsy (paracetamol e ibuprofeno).

Incluir algún medicamento contra la acidez, antidiarreicos y sales de rehidratación, puede ser de gran utilidad, ya que los cambios de dieta pueden provocar dolores estomacales o diarrea en los más pequeños.

Otros consejos 

  • Es recomendable conocer las localizaciones de farmacias y hospitales en el destino de nuestras vacaciones, sobre todo si viajas con bebés, personas mayores o pacientes con enfermedades crónicas.
 
  • Recopilar con antelación información sobre los posibles problemas sanitarios o epidemiología si se viaja a países tropicales, así como las medidas preventivas necesarias (vacunas): en África, Suramérica y el sureste asiático, es recomendable vacunarse de la anticolérica; y en Oriente Medio, además, se recomienda la vacuna contra la fiebre tifoidea; contra la de hepatitis B en África, Suramérica, Europa oriental, Mediterráneo oriental, sureste asiático y área del Pacífico y de la meningitis en África subsahariana, sureste asiático y Oriente Medio.
 
  • Recuerda llevar siempre contigo el botiquín y guardarlo en un sitio fresco y seco, sin que le de directamente la luz del sol.