Ventajas de vacunarse contra la gripe



“La vacuna anual contra la gripe estacional es la mejor manera de reducir el riesgo de contraer la enfermedad y contagiarla a otras personas”. Así lo señala José Eduardo Cavero, jefe de Medicina Preventiva de Povisa, quien nos explica en este artículo los motivos y ventajas de la vacunación contra la gripe.

¿Por qué debemos vacunarnos contra la gripe?

La gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por un virus. Puede causar una enfermedad de gravedad variable, que en algunos casos puede llevar a la hospitalización o, incluso, a la muerte por complicaciones asociadas.

Cada temporada de gripe es diferente, pero causa epidemias anuales que, según datos de la Organización Mundial de la Salud, representan en todo el mundo entre 3 a 5 millones de casos graves y entre unas 250.000 y 500.000 muertes anuales.

Además, la gripe implica elevados costes directos e indirectos para la sociedad, relacionados con las tasas de consulta y hospitalización.

Por ello, la vacuna anual contra la gripe estacional es la mejor manera de reducir el riesgo de contraer la enfermedad y contagiarla a otras personas. Mientras más personas se vacunen, menos podrá propagarse el virus a través de esa comunidad.

¿Cuáles son las principales ventajas?

La vacunación contra la gripe puede evitar que se contraiga la enfermedad,  reducir los riesgos de hospitalización y el número de consultas médicas asociadas a la misma.

Del mismo, es una forma importante de prevención para las personas con afecciones de salud crónicas. De hecho, se ha relacionado con índices más bajos de algunos eventos cardíacos en personas con enfermedades cardiovasculares. Está relacionada, también, con una menor cantidad de hospitalizaciones en personas con diabetes y con enfermedad pulmonar crónica.

Por otro lado, vacunarse contra la gripe ayuda a proteger a las mujeres durante y después del embarazo. Vacunarse también puede ayudar a proteger al bebé tras su nacimiento –ya que la madre transmite anticuerpos al bebé en gestación durante el embarazo-.

Finalmente, la vacunación en personal sanitario es una de las principales herramientas para prevenir la generación de brotes y sus consecuencias: absentismo laboral, aumento de la carga de trabajo, colapso de unidades de emergencias, etc.

¿Qué mensaje podemos trasladar desde Povisa a aquellos que tienen miedo a las reacciones de las vacunas y rechazan por ello ponérsela?

Normalmente, la gente tiene miedo de contraer la gripe por ponerse la vacuna. En la vacuna inyectable, los virus están muertos (inactivos), por lo que no es posible contraer la enfermedad. Naturalmente, como todas las vacunas y fármacos, puede haber algunos efectos secundarios (dolor y enrojecimiento donde se administró la inyección, febrícula o dolores musculares), que en este caso suelen ser leves, transitorios, poco frecuentes y siempre menores que padecer la enfermedad.

Es decir, las vacunas contra la gripe no solo son bastante y probadamente seguras, sino que los beneficios son mayores a las potenciales, y poco frecuentes, desventajas.

Y en los niños y ancianos, ¿es especialmente recomendable vacunarlos?

Efectivamente, estos dos grupos de edad tienen una mayor vulnerabilidad y pueden sufrir más fácilmente una enfermedad grave o complicación a causa de la gripe porque las defensas del sistema inmunitario son más débiles. Es fundamental, igualmente, la vacunación en personas que atienden a niños o ancianos (en hospitales, centros de atención primaria, guarderías, centros geriátricos, etc.). 

En esta infografía, cinco ventajas de la vacuna contra la gripe.


Imagen de Unsplash.