Uxía Cabanelas, paciente de Povisa: “En rehabilitación se crea un vínculo especial con el equipo de Povisa”



Uxía Cabanelas sufrió un accidente de moto en el que se fracturó las dos piernas. Tras ser operada en Povisa en tres ocasiones, hoy ya ha pasado todo el proceso de rehabilitación con el equipo de fisioterapeutas de Povisa. Aunque aún no ha vuelto a subirse a una moto, hemos querido preguntarla por este proceso de recuperación en Povisa, la que ya es su segunda casa, su segunda familia.

      ¿Cuánto tiempo ha durado tu rehabilitación en Povisa?

Mi rehabilitación ha durado 9 largos meses, que en realidad, ¡se pasaron volando!

¿En qué ha consistido esta rehabilitación?

Hemos intentado ganar toda la flexión y fuerza posible. Primero estaba una hora en la máquina Kinetec, y luego con el equipo de Fisioterapia de Povisa. Tras la última operación en septiembre, dicha flexión mejoró notablemente, aunque por desgracia no toda, como ya se esperaba. Las últimas semanas también nos centramos en la fuerza de la extremidad, puesto que presentó una notoria hipotonía y flacidez en la pierna perjudicada. Aún así, también se ha experimentado mejoría.
   
      

¿Cuáles han sido los avances?

A día de hoy, ya consigo una flexión de alrededor de 80/85 grados yo sola. En extensión no tuve problema, por suerte, pudo corregirse, y también fui cogiendo más fuerza en los músculos gracias a los ejercicios que hacía en el gimnasio de rehabilitación de Povisa, y los que me indicaban para hacer en casa.

Uxía, junto a sus padres, a la salida del gimnasio de rehabilitación de Povisa.
¿Con qué especialistas has trabajado?

Al principio, Sheila Varela y Luis Zapatero se encargaron de mi recuperación. Después de mi última operación, en septiembre del pasado año, mi fisioterapeuta ha sido Alex -Alejandro García- hasta el último día de mi rehabilitación.  Más que un fisio ha sido y seguirá siendo para mí un amigo. Después de tanto tiempo se crea un vínculo especial con todo el equipo de rehabilitadores, porque se hacen querer, pero con él compartí más tiempo, charlas, preocupaciones, avances, risas y alguna lágrima al despedirnos.

¿Cuáles son los siguientes pasos para tu completa recuperación?

Aunque ya tengo el alta, es decir, estoy recuperada, seguiré haciendo ejercicios en casa porque aún hay que conseguir que la pierna esté más fuerte. Además, estoy haciendo bicicleta estática y con el tiempo, quién sabe, quizá ganar algún grado más de flexión. Sinceramente, hasta que no me vea de nuevo encima de una moto, no me daré por recuperada al completo. Esta es la verdadera meta para mí.

Desde Povisa estamos seguros de que lo conseguirá.