Todo lo que debes conocer sobre la endometriosis: síntomas, diagnóstico y tratamiento




Francisco Estévez, jefe de Ginecología de Povisa, comparte los datos fundamentales sobre la endometriosis “una enfermedad que, aunque es benigna, es muy discapacitante para la mujer”, recalca Estévez.

¿Qué es la endometriosis?

Hablamos de endometriosis cuando experimentamos la presencia de glándulas y estroma endometrial fuera de la cavidad uterina. Se trata de una enfermedad benigna que, en ocasiones, se comporta de modo tumoral, extendiéndose hacia la zona peritoneal.

Sin conocerse la causa de origen, afecta a alrededor de un 10% de las mujeres en edad fértil –más de 60.000 en Galicia-, con una prevalencia de entre el 35-50% en mujeres con dolor pélvico o infertilidad.

¿Qué síntomas presenta?
Las dos manifestaciones principales son:
  • Dolor pélvico, un factor de importante afectación en la calidad de vida. 
  • Infertilidad
La endometriosis puede manifestarse de tres formas: 
  • Peritoneal: presencia de implantes superficiales en el peritoneo.
  • Ovárica: con la aparición de quistes ováricos o endometriomas. Es la localización más frecuente. 
  • Endometriosis profunda: aparecen nódulos endometriósicos (complejo sólido de tejido endometrial, adiposos y fibromuscular).

¿Cómo se diagnostica?

Para el diagnóstico de esta enfermedad se debe acudir a su diagnóstico clínico y  exploración física, y acompañarlo en determinados casos de una ecografía transvaginal,  ecografía endoscópica transrrectal o Resonancia Magnética Nuclear (RMN).

¿Cómo se trata la endometriosis profunda?

En la actualidad, no existe un tratamiento específico de la endometriosis, pero sí se dispone de diferentes tratamientos para el control sintomático de la misma. Se acepta la cirugía como primera línea de tratamiento de la endometriosis rectovaginal, que se estima con una prevalencia de entre 20-35% de las mujeres con endometriosis, en los que la infiltración de la endometriosis llega a los 5 mm de profundidad en los tejidos afectados, y de manera multifocal. En estas situaciones, está más que demostrada la eficacia del abordaje mínimamente invasivo. En estos casos, y como ocurre en Povisa, es fundamental establecer un procedimiento multidisciplinar durante la cirugía, ya que puede afectar al aparato digestivo o urinario. Es fundamental contar con especialistas en dichas áreas,  Cirujanos Coloproctorrectales y Urólogos. .

En el caso de endometriosis ovárica, la laparoscopia es el manejo quirúrgico por excelencia.  Recalcar, que sólo deben ser intervenidos aquellos endometriomas sintomáticos, cuya clínica no responde a tratamientos médicos. La tendencia más actual es intervenir quirúrgicamente los endometriomas lo menos posible, independientemente de su tamaño. Cada cirugía de un endometrioma implica una pérdida de reserva folicular ovárica, hecho que puede condicionar la fertilidad posterior.

Endometriosis y fertilidad

El mejor tratamiento específico que existe para la endometriosis es el embarazo. Pero desgraciadamente la endometriosis puede dificultar la posibilidad de conseguir gestación. Pero de forma genérica:
En el caso de la endometriosis leve, algunos estudios demuestran la mejoría de la fertilidad tras el tratamiento, aunque hay controversia y en muchos casos no se encuentran diferencias significativas con o sin cirugía.
En los casos de enfermedad moderada o severa, todos los estudios y autores abogan por recurrir a Técnicas de Reproducción Asistida, dejando el tratamiento quirúrgico sólo para aquellas pacientes que no se planteen embarazo a corto plazo y cuyos síntomas no se controlen con tratamiento médico.

Recordamos que es conveniente individualizar cada caso.