Raquel Vázquez, cirujana de Povisa: “Participar en la campaña de cirugía de tiroides en Camerún ha sido una experiencia conmovedora y muy gratificante”




Raquel Vázquez, cirujana adjunta de Povisa, y Lara Martínez, cirujana residente, transformaron las que podían ser unas vacaciones más en un viaje muy especial hasta un pequeño pueblo de Camerún –Dschang-, un viaje que mezcló solidaridad y salud a partes iguales.

Como parte del proyecto sociosanitario desarrollado por la ONG Idiwaka –que forma a su vez parte de África directo-, las cirujanas de Povisa llegaron al hospital Notre Dame de la Santé de las Siervas de María de Basteng’la para poner en marcha la IV campaña de cirugías de tiroides, junto con otros cirujanos generales, cirujanos torácicos, anestesistas y enfermeros voluntarios de Madrid y Andalucía.

Gracias al material quirúrgico, anestésico, fungibles, etc. donado por el Hospital Povisa, el equipo médico pudo operar a los pacientes con bocio –un aumento del tejido glandular tiroideo-. El aumento de este tejido en estos pacientes puede llegar a ser tal que en muchos casos llegar a dificultar la respiración o la deglución de alimentos. “El bocio tiroideo es una patología muy frecuente en Camerún debido a la deficiencia de yodo en la nutrición de la población. El problema de esta patología es que con los años acaba alcanzando tamaños tan grandes que pueden reducir la vía aérea, generando asfixia y comprometiendo la vida del paciente”, explica Raquel.

Durante una semana, el equipo de cirujanos realizó cirugías de tiroides, además de algunas cirugías de pared abdominal y proctológica, a más de una treintena de pacientes. “La técnica quirúrgica es bastante complicada, por lo que allí pocos hospitales practican este tipo de cirugía con seguridad, y si lo realizan, es a unos precios inalcanzables para la población camerunesa. Nuestro objetivo es realizar campañas de cirugía de manera regular con personal y material procedente de España pero también es fundamental formar al personal camerunés del hospital de Basteng´la, para que con el tiempo logren ser autónomos”, recalca.

Al preguntarle por la experiencia, Raquel Vázquez lo tiene claro: “ha sido una experiencia conmovedora, enriquecedora y muy gratificante y tanto la Dra. Martínez como yo estamos dispuestísimas a repetir en cuanto sea posible. Lo más bonito es ver cómo, con un poco de esfuerzo por nuestra parte, se pueden hacer grandes cosas por los demás”. Volverán a participar en la próxima campaña, seguro.