Hipoglucemia en diabéticos: qué es y cómo actuar


Ya hemos hablado en anteriores ocasiones sobre la diabetes y cuántos tipos de diabetes existen. Ahora, en este artículo, repasamos todo lo que debemos saber sobre la hipoglucemia en pacientes diabéticos.

La hipoglucemia es el descenso de la cantidad de glucosa en sangre por debajo de los 70mg/dl y se manifiesta en la persona diabética con síntomas como debilidad, mareos, sudoración, nerviosismo o pulso acelerado, y los casos más graves con alteración en el habla o visión. Se trata de algo usual en los pacientes con diabetes, que deberán reconocer las reacciones para actuar con rapidez, ya que se produce repentinamente. Generalmente, podemos distinguir entre hipoglucemias leves o moderadas, en las que el paciente es capaz por sí mismo se solucionarlo y las de carácter grave en el que se necesita la ayuda de terceros (familiares y amigos, profesionales sanitarios etc.).

Ésta puede producirse por la dosis excesiva de insulina o una incorrecta inyección, retrasos en las comidas, un aporte insuficiente de hidratos, un aumento de la actividad física, o por algunas enfermedades como la insuficiencia renal o hepática.  Por ello, se recomienda que el paciente diabético lleve siempre consigo el glucómetro y azúcar por se produjera este incidente. Asimismo, se recomienda que el paciente mantenga, en la medida de lo posible, los horarios de comidas. 

¿Qué podemos hacer cuando se produce hipoglucemia? En estos casos es muy importante saber reconocer la sintomatología para detectar este episodio cuanto antes. Debe así comprobarse el valor del azúcar en sangre mediante una prueba de glucemia capilar y si no es posible realizar esta comprobación, desde la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición recomienda seguir estos pasos (en el caso de que el paciente NO ha perdido la conciencia):
  • Tomar 15 gramos de hidratos de carbonos simples, que permite una rápida absorción: dos sobres de azúcar, un vaso de bebida azucarada o zumo de fruta. Debemos evitar alimentos cuyo aumento de la glucosa aumenta más lentamente, como el chocolate o las galletas. 
  • Comprobar, quince minutos después, que este nivel se ha regulado. Si no se ha logrado aumentar el nivel de glucosa, se recomienda volver a tomar 15 gramos más de hidratos de carbono de absorción rápida.
  • A continuación,  cuando el paciente ya ha superado este episodio, se recomienda la ingesta de entre 15 y 20 gramos de hidratos de carbono. La SEEN recomienda un vaso de leche con 2-4 gallegas o 2-3 rebanadas de pan tostado).

En el caso del que paciente con hipoglucemia ha perdido la conciencia, el protocolo debe ser distinto: por un lado, no debe administrase nada por vía oral para evitar cualquier incidente de atragantamiento. En este caso, se recomienda administrar glucagon (Glucagen hipokit®) por vía subcutánea en la misma zona de inyección de la insulina o avisar a los servicios médicos de urgencias en caso de no poder administrar. Recuperada la conciencia, deben seguirse los anteriores pasos. 

Desde el servicio de Endocrinología de Povisa se recomienda que, una vez solucionada la hipoglucemia, es fundamental analizar la  situación  e investigar cuál ha sido la causa que la ha producción para evitar en lo posible su repetición.