Las claves sobre la hiperplasia benigna de próstata



Qué es la hiperplasia benigna de próstata

La próstata es un órgano sexual que rodea el cuello vesical y orificio de salida de la vejiga. Se encarga de fabricar el líquido seminal, en donde maduran y sobreviven los espermatozoides. En su parte central, en  los varones adultos a partir de los 40 o 50 años, se produce un crecimiento de mayor o menor volumen, la hiperplasia benigna de la próstata, que puede causar molestias o dificultades durante el llenado o vaciado de la vejiga. 

La mayor parte de las veces estas molestias son leves y llevaderas, forman parte de los cambios de la vida que ocurren con la edad,  no son una enfermedad.  Si son más intensas,  pueden resultar incómodas o interferir con el ritmo de la vida diaria.  Existen diferentes medicamentos que pueden mejorar  o aliviar estas  molestias,  sin embargo,  suelen necesitar ser tratados durante meses o de forma permanente. Desde el servicio de Urología de Povisa, recomendamos que si tiene molestias  cuando orina o necesita orinar con más frecuencia, comente con su médico de familia y pregunte la posibilidad de mejorar con medicación.

Si las molestias hacen su vida diaria muy incómoda o han aparecido complicaciones, como infecciones de orina,  sangrado o episodios de imposibilidad para orinar, le recomendamos una consulta con nuestro servicio de Urología, para valorar la opción de intervención de próstata.

En qué consiste la cirugía de próstata

La mayor parte de las intervenciones de próstata para aliviar los síntomas avanzados o las complicaciones de la hiperplasia benigna de próstata pueden hacerse sin heridas externas,  a  través de la uretra,  con una operación de cirugía endoscópica. En éstas se usan instrumentos que eliminan el crecimiento de la próstata usando la corriente eléctrica o  un generador de energía láser para cortar o coagular este crecimiento o, de forma más completa y moderna, para enuclearlo y a continuación extraerlo. 

En los casos en los que hay un crecimiento de la próstata de volumen alto, Povisa ha apostado por el láser de holmio, antes llamado láser rojo, para la enucleación de la hiperplasia de próstata.  Si el crecimiento de su próstata no tiene un volumen alto, otras intervenciones de próstata igualmente sencillas pueden resolver su problema.   

Cuáles son las ventajas del empleo de cirugía láser

  •  No genera heridas externas.
  • Agiliza la recuperación del paciente, recuperando la vida normal más rápidamente.
  • Evita las incisiones y las transfusiones de sangre.
  • El paciente porta la sonda vesical durante un tiempo más reducido, entre 24 y 48 horas.
  • Reduce las posibilidades de sangrado, lo que es especialmente idóneo en pacientes con problemas de coagulación y con tratamientos anticoagulantes.

Povisa es el primer hospital de Galicia que, a través del servicio de Urología, ha apostado por el láser de Holmium para tratar la hiperplasia benigna de próstata.