Las claves de una vuelta al cole saludable




Septiembre ya está aquí y con él llega la vuelta al colegio, a las rutinas y a los horarios marcados que parecían ya olvidados, sobre todo en los niños. El regreso al cole puede afectar a los más pequeños con nerviosismo, estrés… emociones normales, especialmente en aquellos niños que comienzan el colegio por primera vez.

Estos son algunos consejos para que la vuelta al cole sea lo más llevadera posible:

Los básicos: sueño y alimentación

La vuelta a la rutina también supone un aumento de la actividad diaria, por lo que debemos asegurarnos de que los más pequeños estén bien descansados con un sueño regular. Igual de importante es mantener una alimentación completa y equilibrada, con especial atención al desayuno para que le aporte la energía suficiente con la que afrontar la jornada escolar.

Reajuste de horarios

Siempre es recomendable, si estás de viaje, regresar unos días antes del comienzo del curso escolar para descansar, deshacer maletas, etc. Además, es recomendable aprovechar los días previos a la vuelta al cole para comenzar a reajustar los horarios e ir adaptándonos a los del curso escolar, evitando el madrugón en el primer día de colegio. Igualmente, ajustaremos los horarios de comidas y cenas y la hora de ir a la cama.

Practica de rutina por la mañana

Aprovechad para practicar la rutina previa al colegio: levantarse, vestirse, desayunar… para que el niño vaya asumiendo las tareas y el tiempo dedicado a cada una de ellas. También es recomendable marcar y mantener las rutinas antes de irse a dormir, como dejar la ropa o la mochila preparada para el día siguiente.

Una buena comunicación

Es normal que los niños sientan cierto nerviosismo ante el comienzo de un nuevo curso. Deben sentirse escuchados, comprendidos y apoyados. Además, una vez comenzado el curso, preguntar a los niños por cómo les ha ido el día les ayuda a compartir sus experiencias, miedos y dudas, además de relajarles a través de la conversación distendida.