Creando experiencias positivas a niños con TEA en la consulta médica: una colaboración nueva del hospital Povisa



Desensibilizar a los más pequeños y anticiparse en la consulta médica, además de disminuir la ansiedad de niños y padres y construir asociaciones positivas dentro de la consulta han sido los principales objetivos de la colaboración entre Povisa y Laretea, gabinete dedicado a las personas con TEA (Trastorno de Espectro Autista) y sus familias, que trabaja activamente para mejorar su calidad de vida actual y futura.

La mayoría de los niños que acuden al médico no saben qué es lo que va a suceder, y en ocasiones han vivido experiencias negativas que les ha generado ansiedad e inquietud, lo que hace que estos sentimientos negativos se produzcan de nuevo en las siguientes visitas.

A la habitual situación de inquietud que viven los niños cuando acuden al médico, en los niños con TEA se suman los problemas de comprensión, ansiedad, inflexibilidad cognitiva o dificultades de expresión, etc. que pueden provocar en muchos casos conductas desajustadas en la consulta médica. Por otro lado, los niños con TEA presentan dificultades a nivel sensorial “por lo que el entorno hospitalario, donde suele haber mucho ruido, gente hablando en voz alta, cambios de luminosidad y movimiento, puede provocar una sobrecarga sensorial”, explican desde el gabinete.

Con la colaboración del Hospital Povisa se han podido “construir asociaciones positivas entre la consulta médica y el niño. La experiencia fue muy gratificante, tanto para los niños y familias que asistieron a las sesiones, como para nosotras como terapeutas”, señalan desde Laretea.

En concreto, en esta primera colaboración, se han realizado consultas rutinarias de pediatría. “Carmen Mogío, jefa de Alergología del hospital, y Mely Maquieira, enfermera de esta área, mostraron paciencia y empatía para conseguir pequeños acercamientos que permitieran que la experiencia de los niños fuera positiva. Les agredecemos mucho el cariño, dedicación y compromiso”, recalcan.

Con este tipo de acciones, la entidad busca no sólo concienciar al colectivo médico sino que además ayuda a compartir con los profesionales sanitarios una visión positiva del autismo. Nos sumamos al mensaje de Laretea: ¡Rompamos las barreras del autismo!