Ejercicios de Kegel: cuidando el suelo pélvico



Beatriz Balsa, médico del Servicio de Rehabilitación y parte del equipo de la Unidad del Suelo Pélvico de Povisa, explica hoy en nuestro blog por qué es tan importante prestar atención al fortalecimiento del suelo pélvico. Además, explica en qué consisten los ejercicios de Kegel y sus claves principales para realizarlos correctamente.

Empecemos por el principio: ¿qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es la estructura muscular que cierra la cavidad abdominal por su parte inferior cuya función básica es sostener los órganos pélvicos (vejiga, útero y recto) en su correcta posición para permitir su normal funcionamiento durante la micción, el coito, el parto y la defecación y asegurar la continencia urinaria y fecal.

¿Por qué es importante prestar atención al suelo pélvico?

La debilidad de la musculatura del suelo puede provocar diferentes grados de incontinencia urinaria o fecal, alteraciones en la esfera sexual (dispareunia, vaginismo), descenso de distintos órganos pélvicos (cistocele, rectocele, histerocele o prolapsos) o dolor (síndromes miofasciales) con un gran impacto en la calidad de vida de la persona afectada.


Hoy en día, la modificación de los factores de riesgo y el entrenamiento muscular del suelo pélvico son el tratamiento de elección para prevenir y tratar inicialmente las disfunciones del suelo pélvico.

Y para prevenir estas patologías están los ejercicios de Kegel:


Sí. Los ejercicios de Kegel son una serie de ejercicios muy sencillos que ayudan a tonificar y fortalecer la musculatura del suelo pélvico. Consisten en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico (cerrando la vagina y el ano como queriendo contener un gas) en diferentes posturas, según la frecuencia y duración que nos indique el profesional. Se debe evitar contraer al mismo tiempo los músculos glúteos, los abdominales y los aductores, manteniendo una respiración normal. Los ejercicios se pueden y deben realizar sentada/o, tumbada/o boca arriba o de pie, 2 o 3 veces al día. Incluso, algunos de ellos, pueden hacerse mientras realizamos actividades cotidianas (pasear, en el ascensor, en el autobús, viendo la televisión, cocinar...). Es conveniente realizar los ejercicios con tranquilidad y sin prisas.

¿Qué pautas deben seguirse para su correcta realización?


Aunque los ejercicios de Kegel son sencillos, algunas mujeres tienen dificultad para realizarlos correctamente. En otros casos es necesario complementarlos con ejercicios hipopresivos, respiratorios o emplear técnicas complementarias como el biofeedback, la electroestimulación, la estimulación percutánea del tibial posterior o las bolas vaginales. Por ello, es necesario aprender cómo realizarlos. En estos casos, tras una valoración inicial por el médico rehabilitador del estado de la musculatura del suelo pélvico, del impacto en la calidad de vida y la severidad de la incontinencia, el equipo de fisioterapeutas especializados de Povisa diseña el programa de ejercicios más adecuado para cada tipo de paciente, para que posteriormente los realice en su domicilio. Es muy importante ser constante y realizar los ejercicios diariamente de forma continuar para conseguir el éxito del tratamiento.

Además, es fundamental evitar otros factores de riesgo como son el sobrepeso, el estreñimiento, el tabaco, los deportes de impacto e intentar disminuir el consumo de estimulantes (café, té, refrescos) y comidas picantes. 

¿Cuándo o en qué casos deben comenzar a realizarse?


Los ejercicios de Kegel no tienen ninguna contraindicación y pueden realizarse a cualquier edad y momento. Son recomendables en mujeres que practiquen deportes de impacto o actividades que aumenten la presión abdominal (por ejemplo, mujeres que trabajen con pesos o toquen instrumentos de viento) o que planeen quedarse embarazadas, ya que los embarazos y partos son la causa más frecuente del deterioro del suelo pélvico. También en pacientes que comiencen con pérdidas de orina o heces o descenso de los órganos pélvicos.

¿Qué conseguimos con esta actividad?
El objetivo fundamental del entrenamiento muscular del suelo pélvico es evitar la aparición o progresión de las diferentes disfunciones del suelo pélvico, mejorando en última instancia la calidad de vida del paciente, pues existe en la actualidad una fuerte evidencia científica de su eficacia en este sentido.
Recuerda que puedes pedir cita en la Unidad de Suelo Pélvico de Povisa para que nuestro equipo médico pueda evaluarte y programar tus ejercicios.