¿Cómo actuar ante el COVID-19? Sigue estas recomendaciones


La declaración de emergencia sanitaria en Galicia y el estado de alarma en todo el país ha provocado que sanitarios, pacientes y familiares extrememos las precauciones y la higiene ante un posible contagio. 

Está claro que somos los colectivos más vulnerables y estamos más expuestos que el resto de la sociedad, pero si queremos garantizar la protección de la población todos debemos seguir -sin excepción- una serie de medidas y recomendaciones que van dirigidas a disminuir el efecto del coronavirus (COVID-19). 

Hábitos de higiene

Las más importantes, quizá también las más básicas pero realmente efectivas, buscan minimizar el contacto entre las personas y mantener unos hábitos correctos de higiene:

Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón (o con solución hidroalcohólica)
Evita tocarte los ojos, nariz y boca si no se tienen las manos limpias.
Al toser o estornudar, tápate la boca y la nariz con un paño de papel -que después deberás desechar- o hazlo contra el codo. Después, vuelve a lavarte las manos.
Si tienes síntomas de infección respiratoria: fiebre, tos, dificultad para respirar o dispnea, mantén una distancia de 2 metros con otras personas.
ACTUALIZADO: Para las personas de seis o más años será obligatorio el uso de la mascarilla en todo momento, tanto cuando se esté en la vía pública y en espacios al aire libre como cuando se esté en espacios cerrados de uso público o que se encuentren abiertos al público, aunque se pueda garantizar la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros (Resolución del DOG nº 143 de 2020/7/18 - Xunta de Galicia)
En el caso de personas más frágiles o especialmente vulnerables, conviene evitar, en la medida de lo posible, espacios cerrados con una alta afluencia u ocupación.

Con este tipo de recomendaciones genéricas podremos poner nuestro pequeño granito de arena para contener, en la medida de lo posible, la propagación del coronavirus. 

Pequeñas acciones conjuntas generan grandes resultados con lo que, si todos somos responsables ante esta situación de excepcionalidad, daremos pasos para lograr el objetivo: no expandir la enfermedad pero, sobre todo, no colapsar el sistema sanitario para poder dar una respuesta efectiva a quien lo necesita. 


Síntomas más comunes

La iniciativa #quedateencasa nos ayuda en gran medida pero, si empiezas a notar los síntomas más comunes de la enfermedad: fiebre, tos o dificultad para respirar, no dudes y llama al 900 400 116 o a tu centro de salud. Además, si viajaste recientemente a alguna de las zonas de riesgo es importante que vigiles si presentas los síntomas y, ante la mínima sospecha, llama al teléfono habilitado para la COVID-19 y evita estar en contacto con otras personas. Ten en cuenta que el teléfono 061 ha de utilizarse únicamente para situaciones de emergencia.

Necesitamos preservar los recursos sanitarios disponibles para afrontar las necesidades prioritarias. De hecho, otra medida que se ha tomado es la reprogramación de las consultas médicas. Los cambios se comunicarán de forma individual y, si no recibes una llamada del Sergas, es porque se mantiene la cita programada. Además, siempre que sea posible, la consulta se realizará de modo telefónico y, en el caso del calendario de vacunas para los más pequeños, se mantiene con normalidad.


Uso responsable del sistema sanitario

Como usuario debe hacer un uso responsable del sistema ante esta situación, con lo que evite toda atención sanitaria que no sea estrictamente necesaria. Priorice la consulta telefónica en los centros de atención primaria u hospitalaria ante cualquier problema de salud pero, si finalmente tiene que acceder o acompañar a algún familiar, extreme todavía más las precauciones. Es más, desde el Sergas se han tomado una serie de medidas de acceso a los centros sanitarios: 

Límite del número de personas para acceder a los centros sanitarios.    
Si puedes, acude solo. Si no es posible, solamente podrá tener, como máximo, un acompañante por paciente y siempre que sea menor de 70 años.
Mantén siempre la distancia de seguridad (1,5 metros) con otras personas. 
Lávate las manos con agua y jabón frecuentemente mientras te encuentres en las instalaciones y desinfecta las superficies de contacto. 

Ten en cuenta todas estas consideraciones. No olvides que la COVID-19 tiene un período de incubación de entre 2 y 14 días y que se propaga muy rápidamente a través de las secreciones respiratorias que expulsamos al hablar, toser o estornudar. Esas gotas pueden pasar directamente de persona a persona y también al tocar objetos o superficies contaminadas y luego llevar las manos a ojos, nariz o boca. 

De ahí la importancia de tomar las máximas precauciones de distancia entre personas y de higiene individual sanitaria y respiratoria que hemos explicado. Si todos tenemos en cuenta estas recomendaciones, podremos minimizar el impacto. 

Sigue solamente las informaciones que proceden de fuentes oficiales y, si necesitas más información, puedes consultar la web coronavirus.sergas.gal.