El Covid no frena los ejercicios de Rehabilitación de los pacientes de Povisa



La pandemia de Covid-19 ha trastocado las vidas de muchas personas, entre ellos los pacientes del servicio de Rehabilitación, a quienes el estado de alarma y el confinamiento han obligado a permanecer en sus viviendas y a prescindir de las sesiones de recuperación.

Para hacer frente a esta circunstancia, el equipo de Rehabilitación de Povisa, dirigido por el doctor Miguel Ángel López, ha producido una serie de vídeos para que los pacientes del servicio puedan realizar sus ejercicios en casa.

Semana a semana, el equipo graba, produce y edita los vídeos que los pacientes precisan para avanzar en sus procesos de recuperación o no perder los logros ya conseguidos. Los vídeos están a disposición de todos los interesados en el canal de Youtube de Povisa y en la web del hospital, en la sección de Recursos Educativos.

En estas cinco semanas de confinamiento, el servicio de Rehabilitación ya ha puesto a disposición de la ciudadanía vídeos en los que los terapeutas muestran cómo realizar ejercicios para recuperar la voz, tratar la disfagia, mejorar la movilidad de la rodilla, codo u hombro o para afrontar mejor la recuperación tras una operación de cáncer de mama, entre otros. Entre ellos, también una serie de ejercicios en los que se le muestra tanto a los pacientes como a sus familiares cómo llevar a cabo tareas cotidianas aparentemente sencillas, como asearse o vestirse, pero que se vuelven complejas por la discapacidad que provoca un ictus, por ejemplo. En otros casos son ejercicios dirigidos por terapeutas para pacientes intervenidos quirúrgicamente o que hayan sufrido una fractura.
Progresivamente se van incorporando nuevos vídeos con sus correspondientes explicaciones y, de esta forma, los pacientes con su rehabilitación interrumpida por la situación actual podrán continuarla en su domicilio con ayuda de sus terapeutas, que se pondrán en contacto con ellos para indicarles qué ejercicios deben hacer y el vídeo correspondiente.

 “Las medidas de prevención derivadas de la crisis del COVID-19 y las necesidades de reprogramación han hecho que en los hospitales los gimnasios de rehabilitación hayan cesado temporalmente la actividad -explica el Dr. López-. Como la alerta sanitaria y el confinamiento se prolongan, queremos aportar a nuestros pacientes, con diferentes tipos de discapacidad, una herramienta con la que puedan seguir progresando en sus domicilios, aunque no dispongan de rehabilitación. Los terapeutas seguirán poniéndose en contacto con ellos y les darán pautas. Estamos haciendo un esfuerzo muy importante, donde se ha implicado todo el servicio, y queremos hacer un trabajo rápido y necesario pero digno, con calidad. Eso hace que no vaya tan rápido como quisiéramos”.

Y es que, con el paso de las semanas, los profesionales médicos de las diferentes especialidades han comprobado que la infección por virus Covid-19 afecta a órganos como la piel, el riñón, el cerebro e incluso el músculo en algunos pacientes, que acaban desarrollando cuadros de debilidad muscular muy severa, que en algunos casos los inhabilita completamente. Por eso, desde el servicio de Rehabilitación también se están elaborando vídeos para mejorar las funciones respiratoria y muscular de los pacientes infectados sintomáticos, para que realicen en sus domicilios, ya sean pacientes que han precisado ser ingresados o que han permanecido en sus viviendas desde el inicio.