Recuperando la normalidad tras el Covid-19

El hospital Povisa está preparado para retomar la actividad normal tras el Covid-19. Tras superar las peores semanas de la pandemia, el hospital trabaja desde hace días intensamente para recuperar las citas que estaban programadas y que fueron aplazadas con motivo de la emergencia sanitaria.

Del mismo modo, los quirófanos ya están trabajando con normalidad y no solo se está operando a pacientes de prioridad 1, que son aquellos que por su gravedad no pueden esperar, sino que también se están realizando intervenciones a pacientes de prioridad 2 y 3. 

Todo ello, con especial hincapié en las medidas de seguridad que se implantaron desde el comienzo de la pandemia, con circuitos diferenciados para evitar que los pacientes positivos en Covid-19 tengan contacto con los negativos. Para ello, se sigue tomando la temperatura en los accesos al hospital y se están marcando distancias de seguridad en las salas de espera. Como medida preventiva fundamental frente al coronavirus, en todo el hospital se insiste en la importancia del lavado de manos y se pide a los visitantes que llevan guantes que los desechen en las papeleras instaladas en la entrada. También se facilitan mascarillas quirúrgicas a aquellos que no las portan o que llevan alguna que se considera inadecuada como las mascarillas FFP2 con válvula, por ejemplo. Del mismo modo, se ha reforzado la consulta telefónica para evitar visitas innecesarias. 

A través del teléfono, además, se criba a los pacientes que se van a someter a intervenciones quirúrgicas con un test y pruebas preoperatorias. Antes de la cirugía, además, se realiza el test de Covid-19 para evitar someter a una operación a un paciente con el virus, ya que si es positivo su recuperación podría complicarse.

"Ahora hay que hacer una vigilancia más estrecha para evitar que se nos escape algún paciente y volver a lo mismo. Nos centramos en asegurarnos de que la población está segura y evitar un rebrote", ha precisado Rafael Cabadas, director asistencial de Povisa. 

En todo caso, además de reforzar las medidas de seguridad, el hospital se ha dotado del material sanitario necesario con el que hacer frente a una segunda ola de la pandemia y garantizar así la protección de pacientes y profesionales.