Ribera Salud facilita a sus profesionales herramientas para garantizar la comunicación con los pacientes

El compromiso de Ribera Salud para ofrecer una sanidad universal y accesible para todos los ciudadanos es un hecho. Prueba de ello son el Plan de Atención a los pacientes con diversidad funcional severa o grave o el servicio de videointerpretación Svisual, herramientas que ya están implantadas en algunos hospitales del grupo y que se implantarán antes de que finalice el año en el hospital Povisa.

Gracias a estas iniciativas, se garantiza la accesibilidad universal en la atención sanitaria y se mejora la experiencia de estos pacientes y su calidad de vida. 

Entre las herramientas que Ribera Salud pone a disposición de sus profesionales para facilitar el entendimiento con los pacientes destaca el servicio de videointerpretación, Svisual. Un recurso a disposición de personas sordas o con diversidad funcional auditiva que contacta con el paciente, a través de su teléfono móvil, y hace de interlocutor mediante lenguaje de signos entre el profesional y el paciente. De esta forma, se puede realizar la conexión en cualquier momento que el profesional o el paciente lo necesite, tanto en el hospital como en las consultas de cualquier centro de salud de los departamentos.

Además, para facilitar el entendimiento con pacientes con diversidad funcional auditiva, Ribera Salud cuenta con un sistema de amplificación del sonido en los mostradores de admisión y aviso de citas mediante SMS telefónico.

Otra herramienta con la que cuentan los profesionales del grupo sanitario es Dualia. Gracias a ella, desde cualquier teléfono se tiene acceso a un intérprete profesional en 68 lenguas de manera inmediata durante las 24 horas, 7 días a la semana los 365 días al año.

Actualmente, Ribera Salud trabaja en la implantación de estas herramientas en el Hospital Universitario de Torrejón y el Hospital Povisa antes de final de año. Se implantará de forma progresiva en el resto de hospitales del grupo. 



Un plan de diversidad funcional que garantiza una asistencia de calidad

Los principales objetivos del Plan de atención a pacientes con diversidad funcional severa o grave son minimizar, en la medida de las posibilidades, el tiempo de espera entre la llegada del paciente al centro sanitario y el momento de la visita, permitir acceder al interior de las consultas médicas acompañados por el cuidador principal, siempre y cuando la situación clínica del paciente lo permita, adaptar las agendas y citas para asegurar el tiempo mínimo necesario para la asistencia de los pacientes con diversidad funcional severa o grave (20-30 minutos por paciente), así como establecer un programa de formación dirigido a los profesionales que garantice la implementación del plan de atención a estos pacientes.

De este plan pueden beneficiarse los pacientes con diversidad funcional visual, auditiva, motora y/o cognitiva, que tengan reconocido oficialmente una discapacidad igual y/o mayor del 65% en relación a la Ley 39/2006 14 Diciembre para el Reconocimiento de la Situación de Dependencia en cualquiera de sus grados, además, de los pacientes incluidos en el programa de Acompañamiento y Accesibilidad con tarjeta AA.