Día Mundial de la Lucha Contra el Sida: ¿Qué podemos aprender del sida para luchar contra la COVID?



Desde que se desató la crisis sanitaria del coronavirus, las comparaciones con la pandemia del VIH han sido frecuentes. Al igual que sucede actualmente con la COVID, el sida causó una enorme conmoción en todo el mundo en la década de los 80, y ambas pandemias han supuesto un reto para la medicina, los gobiernos de todo el mundo y la ciudadanía. Este 1 de diciembre se celebra un particular Día Mundial de la Lucha contra el Sida, marcado por la incidencia de un nuevo virus que ha vuelto a sorprender al mundo.


¿Son similares ambas pandemias?

Aunque el SARS CoV-2 y el VIH sean virus, ambos difieren en su forma de infección transmisión y evolución. A diferencia de la COVID, el sida tiene un tratamiento eficaz, no se transmite por vía aérea y no es una infección pasajera. Actualmente sabemos que el VIH es frecuentemente una enfermedad de transmisión sexual que permanece en el sujeto durante toda la vida y cuya evolución es muy lenta. Pese a tratarse de enfermedades diferentes, la experiencia de la lucha contra el sida ha evidenciado que la colaboración ciudadana y la responsabilidad individual son claves para la gestión de una pandemia.


¿Es el COVID consecuencia de la falta de investigación sobre el VIH ?

Este 1 de diciembre el coronavirus estará muy presente las reivindicaciones del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, ya que, según un reciente informe de Onusida, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida, la actual crisis sanitaria está provocando una grave recesión en esta batalla que será especialmente visible en los próximos años. Este organismo ha advertido que los problemas endémicos en la respuesta a la crisis del sida han contribuido a que otro virus se haya propagado rápidamente."La insuficiencia en la inversión y las acciones contra la VIH y otras pandemias dejaron al mundo expuesto a la COVID", subraya el informe. Los errores cometidos a nivel mundial durante la gestión del sida son visibles en la actual crisis sanitaria, de hecho, el documento de Onusida urge a los gobiernos a aprender la lección que la falta de inversión en salud ha tenido en la pandemia de COVID, y aplicarla también en la respuesta contra el VIH/sida.


¿Las personas con VIH son más vulnerables a la COVID?

El coronavirus ha creado una gran incertidumbre entre las personas enfermas de sida, pero, según un estudio publicado en la revista Lancet HIV, hasta el momento no existen evidencias de que la COVID afecte más a estos pacientes. Además de las medidas anti COVID generales, las asociaciones recomiendan que las personas con VIH positivo sigan manteniendo un estilo de vida saludable, se aseguren de tener suficiente suministro de sus medicamentos para poder continuar su tratamiento de manera rigurosa y reduzcan sus contactos. 


¿Cómo podemos ayudar?

Sin duda, los bulos han sido una constante durante ambas pandemias y, al igual que ocurrió durante los años 80 y 90, las conspiraciones sobre el coronavirus están aumentando su propagación. Una de las principales lecciones que dejó el sida fue la importancia de luchar contra la desinformación que creaba un peligroso estigma sobre las personas enfermas y sus familias y que retrasaba los diagnósticos. Hacer caso a las fuentes oficiales, cumplir las medidas impuestas y denunciar el rechazo a las víctimas es, de nuevo, la mejor forma de contribuir entre todos a la erradicación de estas enfermedades. 


Atención médica segura

¿Sabías que Povisa ha sido el primer hospital gallego certificado por AENOR respecto de la aplicación de sus protocolos frente a la COVID-19? Este certificado se ha obtenido tras revisar más de 60 protocolos implantados contra la crisis sanitaria y sitúa a Povisa como un centro seguro en el que se garantiza la continuidad de la actividad asistencial.