Hablamos con el servicio de Urgencias de Ribera Povisa



Un centenar de profesionales sanitarios conforman el servicio de Urgencias del Hospital Ribera Povisa, entre ellos médicos (28), profesionales de Enfermería (35), auxiliares (24) y celadores (11). Todo el equipo está liderado por el Dr. Ángel Martín Joven, que cuenta además con el apoyo del coordinador de Urgencias, Juan González Pérez, el supervisor de Enfermería, Félix Álvarez Fernández, y Alba Crespo como enfermera referente. 

El Servicio de Urgencias, implantado en la década de los setenta, prácticamente al mismo tiempo que el propio hospital, se encuentra en dos niveles. En la planta Baja se realiza la asistencia habitual y en el Semisótano el área de Observación de Urgencias. Tras la reforma integral de las instalaciones, el pasado verano, incrementó su superficie hasta los 1.300 metros cuadrados. 

¿Cuántos pacientes acuden a Urgencias al año?

En el año 2019, previo a la irrupción de la pandemia de Covid, se atendieron en el servicio un total de 100.000 urgencias, una cifra similar año tras año que descendió hasta las 66.000 urgencias en 2020, con la aparición de la infección por coronavirus.

Doble circuito que garantiza la seguridad ante las sospechas de COVID

El confinamiento de los primeros meses de pandemia y el miedo al contagio son algunos de los motivos que se atribuyen al descenso de un tercio de las urgencias, pese a que existen circuitos diferenciados para pacientes sin sintomatología sugerente de infección por Covid y para pacientes con sospecha clínica de poder padecer esta enfermedad. De hecho, al igual que en el resto del hospital, en Urgencias se ha implantado un doble circuito que garantiza la seguridad de los pacientes.

Del mismo modo, el personal ha recibido información para atender a los pacientes con sintomatología sospechosa, tanto para la protección de éstos como para la del propio profesional, instruido desde el primer minuto en la colocación de los equipos de protección individual (EPI), entre otras cuestiones. Como no podía ser de otro modo, también se siguen los protocolos clínicos existentes en cuanto al manejo del paciente. 

¿Qué cambios ha supuesto la reforma de las instalaciones?

Tras la reforma integral de las instalaciones, inaugurada en septiembre de 2020, se ha producido una clara mejora objetiva, así como de calidad percibida por el paciente. También desde el punto de vista de los profesionales ya que la mejora permite un desarrollo más funcional de sus actividades. 

De forma paralela a esta reforma, a lo largo de los últimos años se han llevado a cabo importantes mejoras tanto en la estructura como en el equipamiento tecnológico disponible entre las que destacan la monitorización centralizada de los pacientes, respiradores y la reposición de las camillas por otras más ergonómicas y funcionales. 

“El Servicio de Urgencias es un servicio público que mediante la recepción y acogida del paciente intenta mejorar los problemas de salud y psicosociales, intentando racionalizar los recursos en relación a las patologías que presentan las personas que a él acuden”, describe el jefe del servicio, Ángel Martín Joven.

¿Cuál es el perfil del paciente?

Como corresponde a un hospital de último nivel, en Urgencias se atiende cualquier tipo de patología, si bien las más frecuentes son las que se relacionan con patologías cardio-respiratorias , traumatología y procesos infecciosos diversos. 

Del mismo modo, el perfil del paciente que se atiende en el servicio es, al igual que en otros del entorno y debido al envejecimiento poblacional, un paciente pluripatológico, lo que conlleva una complejidad de la atención.


¿Cuál es el protocolo cuando llega un paciente grave? 

El protocolo a seguir cuando llega un paciente grave es atenderlo de inmediato en los boxes preparados para la Reanimación, donde la atención se realiza por parte del personal de Urgencias. En ocasiones en las que se precise una actuación multidisciplinar, se solicita de inmediato el apoyo de otros servicios del hospital 

¿Se puede acudir con un acompañante a Urgencias?

En los momentos actuales de pandemia el acompañamiento no está permitido, salvo en determinadas excepciones  (menores de edad, portadores de tarjeta AA, procedimientos con sedación, partos  y pacientes vulnerables ). Esto no excluye que desde el servicio se dé información si es precisa a través de vía telefónica, SMS, etc. Además, se ha habilitado una sala de espera en la que los acompañantes pueden aguardar por noticias del paciente, de las que se les alerta a través de una pantalla allí instalada.

En el caso de que el paciente no pueda acercarse por sus propios medios al hospital, la recomendación es que se pongan en contacto con el 061, desde donde se les darán instrucciones y se le enviará una ambulancia a su domicilio o donde se encuentre, si es necesario.

¿Cuándo hay que acudir a Urgencias? 

Una de las principales dudas a las que se enfrenta la población es cuándo es recomendable y cuándo no acudir a Urgencias. “Es una pregunta difícil de contestar dado el componente subjetivo del paciente en cuanto a su percepción de lo que es una Urgencia y que en muchas ocasiones está mediada por factores externos y sociales”, subraya el Dr. Martín Joven. De hecho, una importante cantidad de Urgencias realizadas en el hospital podrían ser atendidas directamente en los Centros de Salud o bien en los Puntos de Atención Continuada (PAC) y solucionadas por los médicos que allí trabajan.  Los casos seleccionados, tras ser valorados, se remiten a urgencias hospitalarias.  

“Sí deberían acudir al Servicio de Urgencias  aquellos cuadros de sintomatología intensa y de reciente comienzo, aquellos procesos diagnosticados  extra hospitalariamente que requieran atención especializada urgente, en casos de necesidad de exploraciones complementarias no diferibles en su realización y en descompensaciones de pacientes con enfermedades graves  de su enfermedad de base”, ha resumido el jefe del servicio atendiendo a la definición de la adecuación de las asistencias en los servicios de Urgencias referida por diversos autores.